henry-be-98915-unsplash

Abono nitrogenado

Los fertilizantes nitrogenados son aquellos a los que se les incorpora nitrógeno o compuestos derivados de éste. Las plantas absorben nitrógeno directamente del suelo procedente de restos de descomposición mediante un proceso denominado mineralización.

Los principales abonos nitrogenados son la urea, el nitrato amónico, el amoníaco y el sulfato amónico. Estos deben ser aplicados en la cantidad adecuada para que el cultivo tenga un buen rendimiento. La composición de los abonos nitrogenados permite aplicarlos una única vez como abonado de cobertera en muchos cultivos.

Los fertilizantes nitrogenados se utilizan para favorecer el crecimiento de las plantas y mejorar su estructura celular. Además, aumentan el área foliar y favorecen la activación de las células encargadas de la fotosíntesis.

Importancia del nitrógeno en las plantas

El nitrógeno es uno de los macronutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de cualquier cultivo. El terreno dispone naturalmente de él en forma orgánica y mineral, esta última esencial para que pueda ser absorbido por las plantas. Sin embargo, las cantidades disponibles en el suelo no son suficientes para suplir las necesidades de las plantas cultivadas, por lo que se debe aplicar un abono rico en nitrógeno.

Los fertilizantes nitrogenados aportan el elemento esencial para el desarrollo de las plantas, ya que el nitrógeno forma parte de las proteínas, enzimas y clorofila. Por tanto, es esencial en los procesos de síntesis de proteínas y en la fotosíntesis. Entre sus funciones también destaca el aceleramiento de la división celular, y la elongación de las raíces. Una planta con carencia de nitrógeno no podrá completar procesos metabólicos indispensables para su desarrollo.

Una deficiencia de nitrógeno para plantas se manifiesta por medio de clorosis, es decir, un amarillamiento de las hojas. Esta aparece primero en las más viejas y a medida que se incrementa, afecta a las más jóvenes. La clorosis es consecuencia de la interrupción del proceso de fotosíntesis, debido al destacado papel del nitrógeno en la síntesis de proteínas y enzimas.

¿Cómo realizar un abonado con fertilizantes nitrogenados adecuado?

Hay varios factores a tener en cuenta para elegir cuál es el abono rico en nitrógeno adecuado en función del cultivo. Estos son:

  • Considerar que las necesidades de nutrientes de las plantas no solo se resuelven suministrando fertilizante. Se debe tener en cuenta que el agua y el suelo también aportan entradas de nutrientes muy importantes.
  • Una excesiva fertilización de nitrógeno sumado a altas temperaturas tiene como consecuencia el fenómeno conocido como volatilización, lo cual tiene efectos negativos sobre la planta como el efecto invernadero.
  • Es importante reducir los costes de producción pero además, se debe tener en cuenta la estabilidad del cultivo a medio y largo plazo.
  • Lo más recomendado antes de proceder a la aplicación de un fertilizante con nitrógeno y de cualquiera en general, es realizar un plan de abonado que integre tanto las necesidades del agricultor como las del cultivo.
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×