Abono para piñas

La piña pese a ser una fruta tropical procedente de América del Sur, está muy presente en los hogares europeos gracias a sus propiedades y refrescante sabor.
Tradicionalmente la época de la piña abarca de marzo a junio, pero la expansión de su cultivo a diversos países nos permite disfrutarla en cualquier época del año.

Requerimientos climáticos para el cultivo de la piña

Es una fruta que ha de ser cultivada en climas cálidos, en terrenos con un buen drenaje y una fertilización adecuada, su pH ideal es de 5. La temperatura idónea oscila entre los 25-32ºC. El terreno debe estar limpio, es decir, sin residuos de vegetación. Además, es conveniente que haya una elevada humedad ambiental y que la planta esté expuesta directamente al sol.
Pese a que es una planta resistente a las sequías, es conveniente realizar un riego constante si esta se halla en una zona con precipitaciones irregulares o para obtener un fruto de mejor calidad.

¿Cómo debe ser el abono para piña?

La piña, al igual que el resto de cultivos, necesita nitrógeno, ya que la falta de éste retrasa su crecimiento y da lugar a plantas con tamaño enano y un tono amarillento en las hojas. La falta de nitrógeno perjudica la aparición del fruto y afecta a los tallos. El abono para piña también debe ser rico en fósforo y potasio. La ausencia de este último componente provoca la aparición de puntos amarillos en las hojas. La escasez de estos nutrientes puede ocasionar problemas de peso, forma y calidad del fruto.

Los fertilizantes pueden aplicarse de dos formas:
1. En forma sólida al suelo.
2. En solución a las axilas de las hojas inferiores.

El segundo método es el que proporciona mejores resultados.

El abono debe repartirse en pequeñas porciones mensuales en el caso del nitrógeno y en pocas aplicaciones para el potasio. Además, dos meses antes de la inducción floral, se ha de dejar de aplicar nitrógeno.

Las aplicaciones sólidas deben realizarse en los meses 2 y 4, después de la siembra. Las foliares sirven para corregir deficiencias nutricionales y se aplican a partir del mes 6 hasta el 14, con una frecuencia quincenal.

Recolección de la piña

Pueden realizarse dos:
1. La primera a los 24 meses.
2. Partiendo de los brotes laterales, al cabo de otros 15-18 meses (segunda cosecha: retoño)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×