Abonos para espárrago

La esparraguera es cultivo perteneciente a la familia de las Asparagaceae. Se trata de una con varias especies naturales de Europa, Asia y África de alto valor ornamental, como la Asparagarus Plumosus (también conocida como “helecho plumoso”), Asparagus Densiflorus, Asparagos asparagoides o Asparagus falcatus.

Las esparragueras son plantas con raíces tuberosas con tubérculos traslúcidos. Sus tallos pueden alcanzar los dos metros de altura, de los que brotan hojas muy vistosas. Las flores son pequeñas, generalmente solitarias y campanuladas , y los frutos son bayas esféricas rojizas.

Clima y suelo

El cultivo de los espárragos no es muy exigente en cuanto a clima, siempre y cuando las temperaturas no sean extremadamente frías y la humedad se encuentre en valores altos. Por ello, las esparragueras proliferan en zonas templadas y subtropicales. En regiones más frías, las plantas se desarrollan a una velocidad menor.
La temperatura ideal para el crecimiento y producción de las esparragueras se encuentra entre los 5 y los 30ºC. Es una planta que se suele encontrar en invernaderos, donde se incrementa la producción del fruto, pero la calidad se puede ver afectada.

En cuanto a luz, se recomienda ubicar las esparragueras en zonas donde la iluminación sea intensa pero no directa, ya que afecta al color de las hojas.

Las esparragueras requieren un terreno arenoso, rico en materia orgánica y con buen drenaje. El pH debe ser neutro y tenderá a la acidez en suelos arenosos.

Abonado de las esparragueras

Antes de determinar un plan de abonado del espárrago, se debe analizar el suelo para conocer qué nutrientes aporta el terreno y cuáles son sus carencias. La esparraguera es un cultivo muy exigente en fertilización, lo cual se acentúa en algunas especies.

En primer lugar, se realizará el abonado de fondo para aportar el NPK junto a la materia orgánica necesaria para cubrir las necesidades básicas del cultivo.

Es a continuación cuando Grupo Iñesta puede aportar las necesidades del cultivo para su máximo aprovechamiento.

Al ser un cultivo exigente de materia orgánica, la aplicación de nuestro Lombrico Mol 75 durante todo su ciclo se antoja fundamental para un crecimiento equilibrado.

Las aportaciones de calcio son importantes para el cultivo, al igual que las de boro, ya que su carencia puede dar lugar a clorosis en los cladodios. Es por ello que el Aminolom Calcio Boro también sería muy importante para una fertilización correcta del cultivo.

Para obtener unos rendimientos excelentes, el Aminolom Algas Complex con la aportación de nuestras algas junto a la acción de los micronutrientes que dispone, también sería una decisión acertada a la hora de decantarnos por un producto ganador.

Como ves, en Grupo Iñesta encontrarás los productos necesarios para la fertilización del espárrago. Si buscas más pautas básicas para otro tipo de cultivos, echa un vistazo a nuestros consejos de abono para repollo o judía.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×