Abonos para higo

La higuera o Ficus carica, es un árbol perteneciente a la familia de las moráceas y su cultivo prolifera en países como España, Italia o Grecia. Sin embargo y a pesar de contar con más de 750 especies diferentes, el tipo de higuera más conocida es la que proviene de Oriente.

Se trata de un cultivo considerado “fácil” por varias razones. La primera es su modo de plantación, ya que los esquejes enraízan con facilidad. Por otro lado, una vez plantado y arraigado, los agricultores únicamente tienen que preocuparse de recoger los frutos. Estos son blandos y dulces, con una piel verdosa o negra y un interior blanco.

La planta en sí tiene un aspecto de árbol o arbusto de madera blanda, con grandes hojas de haz verde y gris y áspera por detrás.

Una de las características más destacadas de las higueras es que cada planta tiene flores de cada sexo. Las higueras comunes son aquellas que tienen flores femeninas.

Clima y suelo

Por lo general, las higueras se desarrollan en cualquier tipo de clima. Sin embargo, las especies más comerciales no toleran la humedad en exceso, por lo que prefieren climas mediterráneos, con una temperatura suave en invierno y algo más secos. Es por ello que la higuera es muy resistente a la sequía.

En cuanto a suelos, las higueras prefieren los suelos áridos, pedregosos y, como hemos apuntado anteriormente, no demasiado húmedos. Si existe humedad en exceso, hay una alta probabilidad de que las raíces se pudran.

Abonado de la higuera

Por lo general, la higuera prefiere los suelos ricos en calcio, por lo que debemos analizar si el terreno aporta este nutriente para compensar un posible déficit con el abonado. Además, el abono nitrogenado para la higuera es muy importante, aunque debemos controlar la cantidad para que no perjudique a la calidad de los frutos.

La higuera se beneficia de la fertilización de los cultivos asociados, por lo que no suele aplicarse el abono directamente. En este punto, es fundamental conocer qué cultivos tienen necesidades similares en cuanto a abonado y riego, como por ejemplo, las variedades tempranas de las patatas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×