Abonos para maracuyá

El maracuyá dulce es una fruta tropical utilizada para hacer zumos, batidos, salsas, etc. Este un fruto se cultiva en primavera, al tratarse de una planta trepadora, es
necesario guiarla con hilos de alambre.

Para obtener una fruta de excelente calidad, requiere de una serie de cuidados durante su cultivo. Por ello, desde Grupo Iñesta te ofrecemos información que te resultará interesante si estás planteándote dedicarte a este tipo de cultivos.

Para preparar la tierra es necesario usar sustrato universal y fibra de coco. El abono para maracuyá debe incluir perlita y humus de lombriz, de esta forma crecen fuertes y sanas.

¿Cómo es el proceso de cultivo del maracuyá?

– Regar el suelo una vez por semana para que el sustrato permanezca húmedo pero sin empaparse en exceso. Las frutas necesitan alrededor de 2,5 cl de agua a la semana, aunque si el suelo se seca rápidamente como en la época de sequía, necesitará más.

– La fertilización del maracuyá debe hacerse en invierno o al principio de primavera, cuando aún no ha comenzado el brote. El fertilizante que se debe incorporar es el balanceado granular. Éste se debe aplicar cada 5 o 6 meses y no es recomendable aplicar más de 150 g de fertilizante en una sola toma.

– Es necesario podar las vides al final del invierno cuando ya no crezcan, para evitar que frene su desarrollo.

– Se debe recoger la cosecha de la fruta cuando la corteza está brillante y comienza a ponerse de color amarillo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×