Ejemplo protocolo fresas

Abono para fresas

La fresa es una de las frutas más buscadas en el mercado, su dulce y suave sabor hace de la fresa una fruta exquisita en el paladar, pero toda buena fruta lleva detrás un proceso de cultivo y un abonado de calidad que permita conseguir un producto perfecto llegado el final del ciclo de desarrollo de la planta.

En primer lugar, la siembra de la fruta resulta un tanto difícil por lo que es conveniente utilizar plantones de fresa que podemos adquirir en un vivero para asegurarnos la supervivencia y el crecimiento de nuestro cultivo. En cuanto a la época del año, la fresa es una planta muy resistente al frío, capaz de soportar heladas en invierno y temperaturas cálidas en verano, pero siempre en lugares soleados y en un suelo bien abonado con un alto nivel de nutrientes y un pH que esté entre los 5,5 y 7, ligeramente ácido. El riego debe ser abundante pero sin pasarnos, la fresa es una planta que necesita un riego considerable pero a su vez muy sensible al exceso de humedad por lo que el riego debe ser controlado en todo momento para evitar que la planta se sature de agua, en este apartado te recomendamos la técnica de riego por goteo. Cuando vemos que nuestras fresas al alcanzado un buen tamaño y su color es rojo intenso quiere decir que ha llegado el momento de la cosecha, debemos retirar las fresas con rapidez para conservar la frescura del fruto en todo momento.

Consejos de abono para fresas

Para abonar nuestro cultivo de fresas debemos tener en cuenta que el abono que procede de origen natural y está compuesto 100% de materia orgánica es el preferido por las fresas siempre y cuando sea capaz de dotar al suelo de un alto nivel de nutrientes. Los abonos de elementos minerales NPK deben estar compuestos por las siguientes cantidades de nutrientes.

  • Nitrógeno: 20 g/m2
  • Fósforo: 10 g/m2
  • Potasio 30 g/m2

Si por lo contrario queremos aplicar el abono en el momento de preparado del suelo debemos conocer que es muy importante aportar la gran mayoría del nitrógeno durante esta fase un torno al 70 y 80% para preparar el suelo y el resto de componentes, fósforo y potasio, podemos dividir las cantidades en el periodo de preparación del suelo y durante el crecimiento de las fresas.

PROTOCOLO DE APLICACIÓN

Bloom:

 

FOTOS

 

Grupo Iñesta cuenta con productos para el cuidado del cultivo de las fresas, asegurándose de dotar a tus plantas de todos los nutrientes necesarios para garantizar una buena cosecha.

Destacamos por nuestros abonos y fertilizantes para fresas, fabricados con materias primas orgánicas, vegetales o minerales. ¡Descúbrelos y dale lo mejor a tu cultivo!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×