Abonos para Guanábana

La Annona muricata, también conocida como guanábana, es un árbol originario de la parte tropical de Sudamérica. Se caracteriza por tener un sabor agridulce y una pulpa muy jugosa.
Si quieres saber más acerca de su cultivo a continuación dejamos características relacionadas con el clima y el suelo más convenientes para esta planta.

Clima y suelo

La temperatura media del ambiente tiene que estar entre los 25ºC y 28°C ya que es un árbol muy susceptible al frío. Requiere climas cálidos y húmedos, con precipitaciones anuales de entre 1.000 a 3.000 mm.
La guanábana necesita suelos arenosos, profundos y con una buena capacidad de drenaje. Recomendamos suelos cuyo pH oscile entre 5,5 y 6,5.
Es recomendable plantar este árbol en zonas situadas a una altitud de entre 400 y 600 metros.
Este árbol puede plantarse en diferentes zonas siempre que el clima y el suelo cumplan con las necesidades de la guanábana.

Fertilización de la guanábana

Al empezar el ciclo de cultivo es importante abonar el árbol con cantidades equilibradas de nitrógeno y fósforo. Esto ayudará en el crecimiento vegetativo y en el desarrollo de las raíces. Siempre abonaremos teniendo el cuenta el contenido en nutrientes que nos haya mostrado el análisis de suelo previo.
Si se trata de una plantación sin riego, se debe aplicar el fertilizante justo al principio del período de lluvias.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×