Abono para lúcuma

La lúcuma, Pouteria lucuma, es un fruto de origen peruano que proviene del lúcumo, un árbol nativo de los valles andinos. Su sabor nos recuerda al jarabe de arce y se debe consumir cuando está bastante madura. Desde Grupo Iñesta te ofrecemos algunos consejos para un cultivo de calidad y el abono ideal para lúcuma.

Clima y suelo

Esta variedad de árbol es ideal para ser plantada en temperaturas templadas que están entorno a los 20 y 22°C puesto que no soporta bien las heladas. 

El suelo ideal para el lúcumo se distingue por ser arenoso, con un buen drenaje y con un gran número de nutrientes y pH neutro. Cabe destacar que este árbol resiste bien niveles altos de salinidad y alcalinidad.

Fertilización de la lúcuma

La fertilización correcta para la lúcuma vendrá marcada por las necesidades de cada suelo, las cuales conoceremos a través de un análisis. Un punto de partida es el abono 5-2-6, puesto que contiene el suficiente nitrógeno que ayuda a desarrollar el follaje, el justo fósforo para su fotosíntesis y el potasio adicional para que el árbol fructifique de la mejor manera, sin embargo esta recomendación esta sujeta a las características y contenido en nutrientes de cada suelo.

No precisa de riegos frecuentes puesto que se adapta bien tanto a breves temporadas de sequía como a períodos de mucha humedad. Sin embargo, no soporta temperaturas muy altas ni terrenos encharcados. Los árboles recién plantados requieren mucha agua para adaptarse al suelo.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×
GRUPO IÑESTA

×