Abono para cebollas

abono para cebollas

El abono de la cebolla

El objetivo de la fertilización es aportar a la planta los nutrientes necesarios para obtener buenos rendimientos, buena calidad de la cosecha, a la vez que el efecto contaminante sobre el suelo, el agua y sobre la propia cosecha, así como el coste sea lo más bajo posible.

A la hora de realizar un plan de abonado para la cebolla es importante conocer la planta, cómo es su sistema radicular, el consumo de nutrientes a lo largo del ciclo productivo y, por supuesto, las características de nuestro suelo.

El sistema radicular de la cebolla es débil, la mayoría de las raíces no profundizan más de 20-25 cm ni se separan más de 15 cm del bulbo. Esto significa que los nutrientes han de estar localizados cerca de la planta. Por otra parte, la cebolla es un cultivo sensible a la salinidad, por lo que es importante no regar con aguas salinas y utilizar un producto que corrija la salinidad del suelo.

Una recomendación para el abonado tipo para cebolla sería el siguiente:

 

PROTOCOLO DE APLICACIÓN

 

Ciclo Vegetativo:

2 – 4 aplicaciones desde 4 – 6 hojas
Nobrico® STAR1 L/ha
Aminolom®SUPER 401 L/ha
btl® SOILFORCE2,5 L/ha

 

Maduración:

1 – 2 aplicaciones
Aminolom® PROFRUIT2 L/ha

 

Irrigación:

Desde 4 – 6 hojas hasta la formación del bulbo
btl® SUELODosis preventiva: 2,5 L/ha cada 15-20 días

Dosis curativa: 5 L/ha cada 8-10 días

 

**Incluir un corrector de salinidad si fuera preciso.

Ver nuestra gama de productos

Los programas de aplicaciones pueden variar en función de las condiciones del lugar, cultivo o climatología. Contacte con nuestro departamento agronómico para una recomendación personalizada.