Funciones del hierro en las plantas

El hierro es un micronutriente que constituye varios sistemas de enzimas de una planta y algunos pigmentos. Ayuda a reducir los nitratos y sulfatos y contribuye activamente en la producción de energía dentro de la planta. Además, es esencial para la formación de clorofila y por ello su deficiencia se traduce en clorosis de las hojas nuevas.

A pesar de ser uno de los microelementos con mayor presencia en la corteza terrestre, su solubilidad en el suelo se ve afectada por el pH que este tiene. Es un elemento con escasa movilidad y así en suelos con pH alto las plantas no son capaces de absorberlo. Además, la temperatura del suelo es otro factor fundamental para el hierro, por lo que la época más propicia para su disponibilidad son los meses de primavera y verano.

La absorción del hierro por parte de la planta ocurre durante la fase de crecimiento de las raíces. Por ello, hay que tener especial cuidado con el riego en esta época, ya que un exceso de humedad en el suelo disminuye la presencia de oxígeno, lo cual limita el crecimiento radicular y, con ello, la absorción de hierro.

Funciones del hierro en las plantas

  • Es un componente fundamental para la producción de protoclorofila.
  • Tiene un importante papel estructural en varios sistemas de enzimas encargados del mecanismo respiratorio de las células de las plantas.
  • Participa activamente en la síntesis de la clorofila y por ello, si se produce déficit de hierro predominan en la planta los pigmentos amarillos, provocando un cambio de color en las hojas.
  • El hierro para plantas tiene un papel fundamental en la captación y transferencia de energía en la fotosíntesis.

Deficiencia de hierro en plantas

La deficiencia de este elemento se denomina clorosis férrica, y comienza a afectar a las hojas más jóvenes. Esta se manifiesta como un amarillamiento desde la punta hacia adentro, lo cual contrasta con los nervios que se seguirán viendo verdes. Si no se trata a tiempo, todas las hojas se vuelven amarillas e incluso pueden presentar áreas de color negro; posteriormente se arrugan y terminan cayendo. El exceso de hierro no suele ser un problema frecuente de los cultivos.

Por lo general, la carencia de hierro se debe al alto pH del terreno. En los suelos calizos no se podrá absorber hierro debido a que este no se disuelve con el agua. Sin embargo, es posible mantener la salud de los cultivos situados sobre suelos con pH alto si se aplican quelatos de hierro.

 

Fecha de publicación: 31-03-2020